Novena de Navidad

Categories: Eventos

Queridos Amigos de San Judas,

Los ciclos litúrgicos de Adviento y Navidad siempre han sido mis favoritos del año eclesiástico. Como en una gran pintura, las estaciones proporcionan colores de fondo que resaltan las figuras que celebramos durante los días festivos de estas semanas. La Madre de Dios se celebra bajo algunos de sus más grandes títulos, y las fiestas de mártires y santas vírgenes dan testimonio de una vida vivida de acuerdo con las enseñanzas de Cristo, quien nació por nosotros. Entre los que pensamos se encuentran hombres y mujeres que se tomaron en serio la canción del ángel en los campos de pastores: “No tengan miedo, pues yo vengo a comunicarles una buena noticia, que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo”.

Todos están invitados a depositar sus esperanzas de protección en esta vida y de orientación hacia la vida venidera en Jesús, nuestro salvador recién nacido. En estos tiempos, cada año que pasa parece más tumultuoso que el anterior. Sin embargo, como fieles católicos, sabemos que ha sido y seguirá siendo nuestro trabajo tener nuestra esperanza puesta solamente en Dios. En la carta de Judas de la Biblia leemos: “Amados, edifíquense en su santísima fe; ¡oren al Espíritu Santo!”. La esperanza es un regalo infundido en nuestras almas a través del Espíritu Santo en el Santo Bautismo, pero crecer en la esperanza requiere nuestra confianza constante en Jesús y en la intercesión poderosa de los santos. ¡Ruego a Dios por el aumento y crecimiento de la esperanza!

Durante esta temporada de gracia, los frailes dominicos confían a cada uno de ustedes y a sus seres queridos el cuidado del Niño Jesús que nos promete: “Cuanto más me honren, más los bendeciré”. Les pedimos que confíen a nosotros y a nuestros hermanos en formación para la ordenación al sacerdocio, sus oraciones al Niño Jesús. Sus oraciones y generosidad son muy necesarias para ayudarnos a continuar nuestro trabajo sacerdotal en el Oeste de los Estados Unidos y en la Iglesia de Santo Domingo, hogar del Santuario de San Judas. La oración juntos es la forma como mostramos que juntos formamos el Cuerpo de Cristo, la Iglesia. Nosotros los sacerdotes confiamos a ustedes nuestro “pan y vino” al igual que ustedes confían en nosotros para convertirlos en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Cristo continúa haciéndose verdaderamente presente entre nosotros, en la Eucaristía y en la Misa. Como es nuestra costumbre, celebraremos una Novena de Misas para nuestros amigos y benefactores. Si desea enviar sus peticiones, háganlo por correo en el sobre adjunto u a través de nuestra página web, rezaremos por ellas y se colocaran en el altar de San Judas por usted durante la Novena. Muchas gracias. Los frailes y el personal del Santuario se unen a mí para desearles una muy Feliz Navidad y abundantes bendiciones para el Año Nuevo.

Bendiciones en nombre de Cristo nuestro Señor,

Padre Vicente M. Kelber, O.P. Director

ChristmasLetterSlip2019Span