¿Resolución de Año Nuevo?

Categories: Artículos

“Resolución de Año Nuevo: Deja de hacer Resoluciones de Año Nuevo”

Cada año, muchos de nosotros hacemos un propósito o resolución de Año Nuevo — un rito anual de «Un Año Nuevo – Un ‘Yo’ Nuevo»

Pero, ¿estamos destinados a fallar?  No es que las resoluciones nuestras sean malas o no razonables, sino que quizás es más bien un caso de«Quien mucho abarca poco aprieta».  Cuando hacemos una resolución de Año Nuevo, a menudo incoscientemente nos vence la idea que estamos haciendo una resolución para un año entero, o por el resto de toda nuestra vida — ¡por toda la vida!  La Cuaresma es más fácil para hacer un propósito, nada más que aguantar unas semanas más, y ya llegamos a las Pascuas.

Si esto no nos sirve, tal vez necesitamos un método nuevo, o más bien, un método antiguo: una Examinación de Conciencia Diara.  Esto es una práctica desde los principios de la vida monástica o religiosa, no solamente en la Misa, o antes de confesarse, sino al terminal el día, en la última oración de cada noches, las Completas.  ¿Qué mejor momento para estar conciente de lo que tenemos que esforzarnos en mejorar que el fin del día, cuando nuestros pecados y fallas todavía están bien claras?  Y de allí, ya tenemos una lista de deberes para el próximo día: Perdona (otra vez) la persona que me hirió, ser más paciente con el yerno, hacer un acto extra de caridad, etc.

Un enfoque de “Sólo por hoy”, día a día — así se ganan las batallas, y así ganaremos la guerra de un mejor nosotros, con la ayuda de Dios.